Por qué el Gobierno excluyó a los docentes universitarios del pago del bono

Según la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) la caída de los salarios se verá compensada con los aumentos de sueldo de octubre.

A través de un decreto, el gobierno de Mauricio Macri dispuso finalmente que otorgará una suma remunerativa de 5 mil pesos a abonarse el primer día hábil de septiembre para todos los trabajadores de la Administración Pública Nacional.

Este bono incluye a, entre otros, el personal de los ministerios y secretarías de Estado, la Aviación Civil, la Biblioteca nacional, el ISER, la curia castrense, Anses, las fuerzas armadas, las fuerzas de seguridad, y el Servicio Penitenciario Federal. Hasta el personal de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI, ex SIDE) recibirá el bono.

Además, la AFIP definió que  los trabajadores en relación de dependencia a no paguen los aportes personales durante agoste y septiembre por un monto de hasta 2 mil pesos, siempre y cuando la remuneración imponible sea inferior a los 60 mil pesos.

Ahora bien, fuera de este bono para los estatales quedaron afuera los docentes universitarios. Ayer, durante una reunión paritaria, autoridades de la Secretaría de Políticas Universitarias confirmó que no habrá extra para los universitarios.

La excusa del Gobierno para dejarlos afuera es que los gremios nucleados en la Conadu, la Conadu Histórica y la Fedun (Federación de Docentes de Universidades) en sus acuerdos salariales para este año cuentan con la denominada “cláusula gatillo”, que hace que el número que arroje la inflación sí o sí se compense en los salarios. Distinto es el caso de otros gremios que firmaron cláusulas de revisión y deberán negociar la compensación.

Lo que sucede con los docentes se repite con los trabajadores no docentes de las universidades con la diferencia de que su gremio no firmó cláusula gatillo si no de revisión, lo que torna más incomprensible la medida.

De todas maneras, los gremios rechazaron esta medida ya que el impacto en los bolsillos de los trabajadores recién se verá con el aumento de octubre.

“Con la disparada del dólar después de las PASO los aumentos en alimentos fueron automáticos, no podemos esperar hasta octubre para una recomposición”, dijeron desde los gremios a Bloc de Notas.

Por eso, al menos, pelearán para que los docentes no paguen la carga de aportes personales en agosto y septiembre. Para ello aguardan una nueva reunión, aún sin fecha.

BLOC DE NOTAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *