Una bomba política en Lomas: renunció el jefe de Gabinete de Insaurralde

Después de diez años en la gestión, Guillermo Viñuales presentó su renuncia. De todos modos, aseguró que no se irá de la política local y que comenzará a armar su propio espacio. La sucesión de Insaurralde fue el principal desencadenante de la decisión.

Aunque esperada, la noticia conmocionó a la política de Lomas de Zamora, en el sur del Conurbano Bonaerense. Guillermo Viñuales, jefe de Gabinete del Municipio y mano derecha del intendente Martín Insaurralde desde hace diez años, presentó su renuncia al cargo, algo que en el mundillo político ya se sabía desde el fin de semana pero no terminaba de confirmarse.

Según señaló el propio Viñuales en publicaciones en redes sociales (en las que le agradeció a Insaurralde por permitirle formar parte del Gabinete), su salida está atada a “un ciclo cumplido”.


Pero lo cierto es que la ruptura es una muestra de lo que podría repetirse en varios distritos del Conurbano en caso de no prosperar la intención de los intendentes de dinamitar la ley que les prohíbe la reelección. Esto es, la interna de los hombres y mujeres que están expectantes por jugar su chance de suceder a los jefes comunales, sobre todo en el Frente de Todos.

En su caso, Viñuales lo dejó transcender en la carta de despedida. “Cumplí un ciclo en esta gestión, no en la política. Soy peronista y lomense, me entusiasma ser parte de una alternativa con identidad lomense, que represente a todos los vecinos. Ese será mi próximo desafío”, escribió.

Y es que el ex UCeDé y líder de la agrupación “Encuentro Peronista” venía perdiendo terreno dentro del esquema peronista de cara a las elecciones de 2023. A pesar de haber sido cabeza en la lista de concejales de 2013 y 2017, en 2019 no pudo lograr ese puesto (vital para el reemplazo de Insaurralde, si este saltara otra vez a un cargo nacional, por ejemplo) y en su lugar quedó el ya fallecido Beto Carasatorre. Hoy el primer lugar quedó para la joven Marina Lesci.

Al mismo tiempo, el titular de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, viene levantando el perfil en el distrito, al igual que la diputada nacional Daniela Vilar. Algunos hasta se animan a decir que ambos dirigentes de La Cámpora corren con ventaja en caso de que Insaurralde no pueda jugar en 2023.

De todas maneras, desde sectores del peronismo local ya comenzaron a alzar la voz para que tanto en las legislativas del año que viene o en las generales exista la posibilidad de competir internamente, algo a lo que los intendentes peronistas suelen escapar.

Y todavía queda un misterio por develar: si es que Viñuales, que tiene licencia como concejal, decide ocupar su banca en el Concejo Deliberante o directamente comienza a perfilar su armado para el año que viene.

Bloc de Notas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *